Realeza

¿Dejará Máxima de ser argentina?

Autor: Mónica Urbina

La reina es ejemplo de integración, pero hay quienes le exigen que renuncie a su nacionalidad de origen. ¿Cederá?

Máxima estaba muy tranquila cumpliendo sus deberes con la corona holandesa, hasta que al partido cristianodemócrata de los Países Bajos se le ocurrió llamar la atención sobre un punto que resulta muy espinoso para la familia real.

Máxima aprendió holandés a gran velocidad, adquirió la nacionalidad de su esposo antes de casarse, está entregada a cuidar de su familia y se desvive por representar a Holanda en todos los eventos en los que es requerida.  

Pero en plena campaña electoral en la que ella y su marido decidieron no votar para mantener su imparcialidad, el líder de los cristianodemócratas, Sydbrand Buma, dejó claro que a su juicio y haciendo alusión a Máxima, todo ciudadano que se precie de ser holandés no debería tener otra nacionalidad.

Ella, que es un ejemplo de integración en los Países Bajos, nació en Argentina, no ha renunciado a su nacionalidad de nacimiento, y por los momentos no se ha pronunciado en torno a esta sugerencia de conservar sólo el pasaporte holandés. 

Máxima por su condición de reina inmigrante constantemente llama la atención por el respeto de otras razas y culturas. De hecho en diversos libros escolares es mencionada junto a su esposo el rey y sus hijas como una familia multicultural, ella por ser de origen argentino, él por tener sangre alemana, y las niñas por ser el resultado de ese mix ancestral.

Comenta esta nota

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook