Realeza

El último príncipe de Italia conduce un food truck

Autor: Mónica Urbina

Ha sido cantante, diseñador de modas, productor de cine, pero ahora está enfocado en un negocio que lo hace muy feliz: Prince of Venice, un food truck en el que vende pasta por Los Ángeles.

Fotografía por: Instagram

Es el nieto del Rey Humberto II de Italia y aunque el estado italiano no reconoce su título de Alteza Real, decidió convertirse en el mejor embajador de su país de origen. Emanuele Filiberto de Saboya, uno de los miembros más rebeldes de la realeza europea cambió su vida bajo las cámaras, como cantante, bailarín, diseñador y cineasta para decantarse por el amor a la gastronomía, particularmente la de sus ancestros.  

Ahora disfruta de su nuevo negocio, un camión de comida italiana llamado Prince of Venice en el que dice vender la mejor alternativa gourmet “To-Go” para que la gente de Los Ángeles pueda almorzar como los dioses, aunque decidan hacerlo en el banco de un parque público. Y se hacen largas filas a diario en el food truck en el que ofrece pasta fresca y ensalada, así que algo bueno debe tener. El nombre del food truck, Prince of Venice, responde precisamente a uno de los títulos nobiliario de su dueño, mientras que los colores corporativos corresponden a los de los emblemas de la Casa de Saboya. Su idea de vender pasta hecha a mano a bordo de un camión, vio su punto cumbre cuando se asoció con el chef Mirko Paderno que trabajó en el restaurante Avalon de Beverly Hills y quien es el que está al frente del fogón. Quienes visiten el restaurante itinerante podrán verlo a través de las grandes ventanas de cristal que Filiberto instaló en el camión.

La carta de Prince of Venice incluye propuestas tradicionales italianas pero preparadas de manera muy gourmet, con ingredientes que llegan directo de Italia, como casarece al salmón o con pollo y curry, maccheroni a la amatriciana o a la carbonara, orecchiete al peso o con pomodoro y albahaca.  Los precios oscilan entre los 8 y los 20 dólares, de hecho el plato más costoso es un tartufo preparado con trufas negras, mantequilla, crema y ciboulette que cuesta 16 dólares. Con este menú Filiberto busca obtener su propia estrella Michelin y así añadir un título más a su vida, el de Príncipe del fast food.

Comenta esta nota

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook