Realeza

Beatriz y Eugenia de York… la triste vida de las duquesas

Autor: Karla Flores

Britain's Prince Andrew (L), Britain's Princess Eugenie of York (2nd L), Britain's Princess Beatrice of York (R) leave after attending a national service of thanksgiving for the 90th birthday of Britain's Queen Elizabeth II at St Paul's Cathedral in London on June 10, 2016, which is also the Duke of Edinburgh's 95th birthday. 
Britain started a weekend of events to celebrate the Queen's 90th birthday. The Queen and the Duke of Edinburgh along with other members of the royal family will attend a national service of thanksgiving at St Paul's Cathedral on June 10, which is also the Duke of Edinburgh's 95th birthday. / AFP PHOTO / JUSTIN TALLIS

El papel insignificante que las hermanitas juegan en la familia real se evidencia cada vez más ante la indiferencia de la reina Isabel II y el príncipe Carlos

Fotografía por: Getty Images

Pese a que es considerada una de las mujeres más ricas del mundo, con una fortuna que oscila entre los 500 y los 600 millones de dólares, la reina Isabel II de Inglaterra no es partidaria del despilfarro ni de los excesos. Todo lo contrario, consciente de que los tiempos han cambiado y de que cada vez son más las voces que se oponen a que el dinero público se use para solventar los gastos de la Corona, la monarca ha adoptado una política de austeridad que le ha servido para subir sus niveles de popularidad. 

Pese a esta línea de acción real, el príncipe Andrés tuvo la mala idea de enviarle una carta a su madre donde, básicamente, le pedía tres cosas: primero, que sus hijas –Beatriz y Eugenia– cumplan funciones de miembros de la familia real de tiempo completo, tal y como hasta ahora lo hacen sus primos William y Harry; que además, fueran recompensadas con los fondos soberanos con los que se le paga al resto de la familia y, por último, que se les permitiera mudarse al Palacio de Kensington, el lugar que les corresponde por ser parte de los Windsor. En la carta el duque de York también le manifestó su preocupación sobre el futuro de sus hijas, una vez que la reina muera y Carlos o los duques de Cambridge suban al trono.

Según los rumores que circulan por el palacio de Buckingham, para no entrar en disputas con su hijo y sus nietas, la reina turnó el asunto al príncipe de Gales, quien decidió negar la petición de su hermano por considerar inviable aumentar el número de personas de la familia real viviendo a costa de los impuestos del pueblo. 

El príncipe Carlos sabe que su popularidad no es tan buena como la de su madre por lo que, llegado el momento, se cree que no solo continuará con la política de austeridad de la reina, sino que además hará alguno que otro ajuste presupuestal en pro de mejorar sus niveles de aprobación.

Beatriz y Eugenia de York junto a su abuela, la reina Isabel II

La negativa del príncipe Carlos a dar más de lo que puede y debe a su hermano y sobrinas, tiene que ver también con la mala reputación del príncipe Andrés, y es que de todos los integrantes de la familia real, es quien tiene los peores niveles de aprobación por haberse visto envuelto en más de un escándalo. Sus hijas, por su parte, no hacen nada por desligarse de tan atroz referente. Beatriz terminó con su multimillonario novio y no tiene un trabajo estable, mientras que Eugenia trabaja en Nueva York, pero amenaza con regresar a Londres, pese a su futuro incierto.

Se rumora, además, que las duquesas de York detestan la popularidad de Kate y que sea ella quien protagonice los eventos más glamorosos; que tenga un gigantesco guardarropa y reuniones privadas con la reina.

Además del rechazo por Kate, a Pippa Middleton también la consideran una arribista. Curiosamente, esta es la misma opinión que tienen los británicos sobre Beatriz y Eugenia.

El sondeo de una prestigiosa encuestadora, arrojó que 80% de los británicos cree que las duquesas de York deben dejar de ser parte de la familia real. Con el ala antimonárquica del Parlamento pidiendo lo mismo, el futuro de las hijas de Andrés es cada vez más incierto. 

Comenta esta nota

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook