Personalidades

Daniel Day-Lewis… el adiós inexplicable de una estrella

Autor: Angela Baquero

El famoso intérprete, único ganador de tres Óscar como mejor actor, ha decidido retirarse. De carácter paciente, introspectivo y algo gruñón; se despide del séptimo arte estando en la cima

Por su método extremo de interpretación, que suponía una exhaustiva investigación del tema a tratar y una inmersión total en el personaje a interpretar –muchas veces en detrimento de su propia salud–, Daniel Day-Lewis era considerado un lunático. 

Pero en realidad, este hijo de un poeta y una actriz, padre de tres vástagos, carpintero de vocación y motociclista apasionado; es ejemplo de talento, compromiso y vocación. Tales atributos lo convirtieron en el único ganador de tres Óscar como mejor actor (My Left Foot, There Will Be Blood, Lincoln), hasta la fecha.

 

 

Pese a su éxito, el introvertido interprete ha anunciado a sus 60 años su retiro como actor. En la declaración difundida por su portavoz, Leslee Dart, Day-Lewis asegura que se debe a una “decisión privada” y que está “inmensamente agradecido” con los colaboradores que ha tenido a lo largo de su carrera y con el público, y aclara que ni él ni sus representantes harán más comentarios sobre esta decisión.

El versátil Day-Lewis, nacido en Londres en 1957, hijo de Cecil Day-Lewis y Jill Balcon, debutó en la actuación con tan solo 14 años; luego de su paso por diferentes internados. Después de cientos de trabajos en teatro y televisión, alcanzó el éxito en 1985 con el estreno de My Beautiful Laundrette, filme británico en el que interpretó a un punk homosexual. Sin embargo, no sería sino hasta 1989 cuando tocaría la cima, al alzarse con su primer Óscar por My Left Foot.

Day-Lewis se despide de su carrera con dos decenas películas en su currículo y con la fama de ser muy selectivo y obsesivo con sus interpretaciones, a lo que él se justifica aclarando: “En mi juventud era salvaje. Supongo que una parte de mí todavía lo es y es la que encuentra su expresión en el trabajo que hago”. Por lo pronto, a sus seguidores les queda como consuelo su próxima película a estrenar: Phantom Thread, una historia ambientada en el mundo de moda de los años 50 del siglo XX en Londres, dirigida por Paul Thomas Anderson y que llegará a las pantallas en diciembre.

Comenta esta nota

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook