Personalidades

Givenchy cumple 90 añorando a Audrey

Autor: Mónica Urbina

El modisto francés arriba a los 90 años de edad y lo celebra con una exposición en Holanda en memoria de su íntima amiga, la desaparecida Audrey Hepburn

Fotografía por: Archivo particular

“La señorita Hepburn quiere conocerlo“. Fue tanta la emoción del joven Hubert de Givenchy que de inmediato dijo que sí, él imaginaba que la visita sería de Katherine Hepburn. Cuando vio a la menuda chica ataviada con un capri y bailarinas no tenía ni idea de que ella había ganado un premio BAFTA, Audrey apenas se hacía famosa con su éxito en Vacaciones en Roma, y antes en la era preinternet las noticias no saltaban del nuevo al viejo mundo con tanta facilidad.

Audrey buscaba un modisto que le ayudara con su vestuario para una próxima película, Sabrina, que contaba una historia ocurrida durante, entre otros, un periodo francés. Al principio él se negó a atenderla porque no era quien esperaba y ademas estaba muy ocupado en el diseño de una colección.

Sin embargo esa noche la llevó a cenar y quedaron prendados. Fue el inicio de una hermosa amistad, cómplice, de amor platónico y llena de mimos. Él fue quien hiciera a medida ese vestidito negro que la divertida Holly lució en Desayuno con diamantes, él fue quien hiciera un perfume exclusivo para ella.  

Por su parte Audrey lo retribuyó siendo la mejor relacionista pública de su marca: aun a rabietas dejó que él comercializara su perfume convirtiéndose ella en la primer actriz que fuera imagen de un divino caldo perfumado. Fue ella quien popularizó sus diseños, Audrey pidió incluir en todos sus contratos que el vestuario que ella usara debía ser confeccionado por Hubert. Lo demás fue fama, amor por los perros, amor por los jardines, amor por la buena vida.

Hubert hoy sigue luciendo imponente con sus dos metros de altura. Además, mantiene la elegancia propia de su sangre, proviene de una familia francesa muy acomodada que había hecho dinero con el negocio de las alfombras. Por supuesto, sus padres pusieron el grito en el cielo cuando él decidió estudiar moda, una profesión entonces vista de reojo. Hunert celebra sus 90 de la mejor manera posible, retirado del mundo “vulgar“ y rindiendo homenaje por última vez a su Audrey querida con una exposición en el Gemeentemuseum de La Haya, titulada To Audrey with love, que estará disponible para el disfrute hasta el 26 de marzo.

Los visitantes encontrarán la muestra más grande jamás exhibida sobre la actriz, bajo la curaduría del propio Givenchy, uno de los diseñadores más importantes de Francia, ese que elevó el Prêt-à-porter a la categoría de alta costura. En la exposición se incluyen los bocetos y los vestidos que relizó para ella. También hay fotografías y videos, además de los libros de cocina de la actriz, portadas de revistas y fotogramas de sus películas. Hubert quiso despedirse bien de su amiga, lo próximo será una subasta de vestidos que aun conservan el  aroma de la diva.

Comenta esta nota

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook