Espía

Ivanka, Melania y el Papa

Autor: Mónica Urbina

Criticadas por su elección a la hora de vestir, las Trump cumplieron el protocolo al visitar al Papa Francisco. ¿Qué te parecen sus outfits?

Acusadas de mal gusto, exageración e incluso de lucir demasiado lúgubres, Melania e Ivanka acompañaron a Donald Trump, presidente de Estados Unidos, en su visita oficial al Papa Francisco al Vaticano. Ambas, generalmente muy acertadas en las elecciones de sus outfits se han convertido en icono del estilo moderno estadounidense, pero esta vez ante los ojos del mundo parecen haberse asesorado muy mal.

Lo que pudo haber sido una oportunidad más para brillar se convirtió en una catástrofe de moda para las Trump, y aunque el estilo no haya sido precisamente el más hermoso, lo que sí estuvo acertado fue el apego al protocolo exigido por la Santa Sede.

Según las exigencias, las mujeres que visiten al Papa deben ir vestidas de negro mientras que el blanco está reservado a reinas y princesas católicas. Todas deben ir con el escote cubierto, mangas largas, falda por debajo de la rodilla, y si usan tacones y joyas estas deben ser muy discretas. Hasta allí todo estuvo bien con las Trump: mientras Melania vistió con una pieza entera de encaje de Dolce & Gabbana, Ivanka prefirió un vestido entallado también con encajes.  


El problema estuvo en la mantilla que debe cubrir la cabeza de las invitadas. Ubicada sin gracia sobre su cabello, la mantilla de la esposa de Donald era excesivamente corta y desfavorecedora, Melania lució recargada y con muchos años de más en su look final. La hija del presidente, por su parte, eligió una diadema con velo negro muy parecido a uno de boda, con el que fue objeto de pesados chistes que en segundos se convirtieron en virales.

Para completar la escena, mientras Donald lucía su sonrisa habitual para la foto oficial, el rostro del Papa Francisco no era precisamente el del ser más feliz del mundo. Ojalá exista una próxima ocasión para que todos puedan reivindicarse.

Comenta esta nota

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook