Espía

Janet y la guerra santa de los Jackson

Autor: Monica Urbina

A sus 50 años Janet Jackson se convirtió en flamante madre. Aparentemente el bebé fue iniciado en la región de su padre y ello ha desatado un conflicto con la familia de la cantante.

Fotografía por: Agencias

Finalmente Janet Jackson pudo alcanzar su sueño de ser madre, a sus 50 años se convirtió en la orgullosa madre de un niño junto a su esposo Wissam Al Mana, un millonario oriundo de Catar. La llegada del pequeño fue anunciada al público por parte de La Toya Jackson quien manifestó su felicidad por la llegada del nuevo miembro del clan.

El bebé que recibió por nombre Eissa aparentemente fue iniciado en la religión musulmana que profesa su padre y ello no le gustado mucho a los Jackson que son Testigos de Jehová.  

Dicen que la familia de Janet esperaba que el niño fuera nombrado como su tío, Michael, pero que el padre del pequeño se apegó a sus tradiciones que dictan que es el padre el que elige el nombre de sus hijos. Radar on line publicó que una fuente describió que entre los ritos de nacimiento, Wissam y Janet ya cumplieron incluso con el sacrificio de un animal, como forma de agradecimiento por el bebé.

Janet que se casó en 2012 con Wissam ha adoptado algunas costumbres musulmanas en su vida. Dejó atrás la indumentaria sexy en sus presentaciones y se alejó de la vida artística apenas supo que estaba embarazada. Ahora que ya nació su bebé, la pareja contrató a enfermeras y niñeras que la ayuden con la atención al pequeño y en el cuidado de su propia salud, porque aunque el embarazo se desarrolló sin contratiempos, Janet  subió mucho de peso y por su edad se consideraba un estado de alto riesgo. 

Se cree que la cantante se convirtió al Islam tras su matrimonio con el multimillonario, Wissam Al Mana, de 41 años

Comenta esta nota

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook